TRUCOS PARA COMBATIR EL ‘JET LAG’

El ‘jet lag’ es un trastorno provocado por una descompensación horaria, también llamada síndrome de los husos horarios, producido por un desequilibro entre el reloj interno de una persona y el nuevo horario que se establece al viajar largas distancias en avión a través de distintas regiones horarias.

Seguramente todos los que estéis leyendo este artículo habéis experimentado ‘jet lag’ alguna vez en vuestras vidas: despertarse de madrugada, no poder conciliar el sueño por la noche y tener malestar físico como dolor de cabeza y fatiga son signos de que este trastorno nos está afectando, una dolencia que se puede ver agravada con la deshidratación típica que sufrimos durante vuelos largos.

Afortunadamente, hoy os traemos algunos trucos para aliviar los síntomas del ‘jet lag’. A continuación te los explicamos:

Modifica los horarios de las comidas antes de coger un vuelo largo

Existe un método que recibe el nombre de “dieta anti jet lag de Argonne” y consiste en ayunar intermitentemente durante los días previos al vuelo. En los días de no ayuno se incrementa el aporte proteico y en días de ayuno se consumen alimentos ligeros con pocos carbohidratos para limpiar el organismo.

Foto de Okdiario.com
Foto de Okdiario.com

Hidrátate durante el vuelo

Es extremadamente importante beber mucha agua a lo largo del trayecto y después de aterrizar, ya que contrarestaremos el impacto que esta deshidratación puede producir al cuerpo (dolores de cabeza, náuseas, dolor muscular). Es importante también prescindir del café.

Haz una siesta o ejercicio

Lo ideal sería ajustar tus hábitos automáticamente a los horarios de la nuevo huso horario pero esto es difícil los primeros días… Una pequeña siesta cuando nos sintamos cansados y somnolientos puede ayudarnos a llegar a la noche sin encontrarnos mal, pero ten en mente que la siesta debe ser corta. De lo contrario, sal a correr, el ejercicio físico te hará sentir revitalizado.

Toma suplementos nutricionales

Las defensas del cuerpo caen en picado después de un vuelo debido al agotamiento, a parte de que en el avión hay poco oxígeno y muchos gérmenes en poco espacio que pueden enfermarnos. Si quieres tener tus defensas en plena forma, empieza a tomar suplementos vitamínicos unos días antes de volar.

Y recordad que el sol también favorece la recuperación después de un vuelo largo. Eso es todo por hoy, hasta la próxima.